lunes, 17 de marzo de 2014

¿REALIZAR ESTIRAMIENTOS REDUCE LAS AGUJETAS?

El dolor muscular de aparición tardía (DMAT) o dolor muscular postesfuerzo de aparición tardía (DOMPAT), en inglés DOMS (delayed onset muscular soreness), comúnmente conocido como agujetas, normalmente tienen lugar al día siguiente de un ejercicio físico muy extenuante o no habitual, con un pico de intensidad de dolor en torno a las 48 horas de haber realizado el ejercicio y posteriormente va disminuyendo de forma gradual.

Hay que dejar claro que las agujetas son micro-roturas que se producen en las fibras musculares de nuestros músculos (y no el ácido láctico acumulado convertido en cristales que pinchan como agujas) al realizar ese ejercicio intenso al que no estamos acostumbrados (más aún si se trata de un ejercicio excéntrico, es decir, cuando el músculo se alarga a la vez que realiza el esfuerzo, por ejemplo el trabajo que realiza el cuádriceps cuando estamos bajando una cuesta), es decir, de manera simple imaginaros que las agujetas son como unas cuerdas (fibras musculares) que se han forzado más de la cuenta y se rompen parcialmente.

Asimismo, el dolor producido suele ser mayor en la zona que une el músculo con el tendón y no tanto en la parte central del músculo.

Una vez que tenemos claro que son, decir que han existido muchas teorías para explicar el mecanismo por el que se producen las agujetas (incluyendo los famosos cristales de ácido láctico ya comentados,...) y con esa variedad de teorías también han existido múltiples remedios (un azucarillo, aspirina,...) así como los estiramientos musculares.



El azucarillo tómatelo simplemente si quieres tener la boca más dulce, y no para las agujetas, ya está bien de aplicar siempre cosas sin fundamento científico.





Nicholas Henschke y Christine Lin han comentado en el British Journal of Sports Medicine la revisión realizada por Herbert y col., sobre los diferentes estudios publicados respecto a la realización de estiramientos musculares antes y después del ejercicio físico y la disminución del dolor muscular tardío, cuyo artículo se titula "Stretching before or after exercise does not reduce delayed-onset muscle soreness".

En esta revisión han tenido en cuenta una revisión previa realizada por los propios autores (en el año 2007) a la que han incorporado un estudio realizado posteriormente con 2377 participantes con la misma temática.

Tras la revisión realizada los autores concluyen que la realización de estiramientos antes o después del ejercicio no da lugar a una disminución significativa del dolor muscular postejercicio en adultos sanos.

Es decir, que realizar estiramientos tanto antes como después del ejercicio no evita la aparición de esas indeseadas agujetas.

¿Qué podemos hacer una vez que tenemos agujetas?

1º. Olvídate del azucarillo.
2º. Se recomienda realizar el mismo ejercicio que realizaste pero durante menos tiempo y de forma suave.
3º. Si las agujetas que tienes son enormes, posiblemente sea recomendable tomar algún antiinflamatorio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario